Javier Vallhonrat

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

Casualidades de la vida, y gracias a agentes completamente externos a mi persona que se han alineado en mi favor, la primera entrada que le voy a dedicar a un fotógrafo de moda la va a ocupar nada más y nada menos que la figura de Javier Vallhonrat.

Empiezo a escribir y no se cual va a ser el devenir de esta entrada. Podría extenderme muchísimo hablando de Vallhonrat, no se si finalmente centraré más el tiro en lo que se refiere a su trabajo de moda o me dará el venazo y comenzaré a divagar sobre temas que trascienden a esta industria. Y es que podéis creerme si os digo que Javier Vallhonrat es probablemente uno de los fotógrafos más interesantes que ha conocido ya no sólo la industria de la moda sino también el mundo del arte en general en los últimos años.

Y aquí enlazo con el párrafo con el que terminé mi anterior entrada. Ni si quiera yo se el tiempo que llevaba detrás del libro que lleva por título el nombre de este fotógrafo: Javier Vallhonrat. Un libro que si bien no tiene la mejor encuadernación del mundo (se pueden encontrar varias críticas al respecto en Internet) guarda en su interior auténticas joyas. Imágenes que sólo puede dibujar una persona con una sensibilidad especial y con un dominio de las diferentes artes que le permitan experimentar con los colores, las formas, las composiciones, el movimiento y el espacio mientras hace editoriales que son auténticas obras de arte. Pues bien, por fin ha llegado a mis manos.

 

mencouture-moda-javier-vallhonrat

Fotografía para una campaña de John Galliano.

 

Podría hablar de la cantidad de premios que ha recibido, tanto a nivel nacional como alguno venido de grandes y prestigiosas publicaciones norteamericanas que le han escogido como uno de los fotógrafos de moda más importantes de los últimos tiempos. Pero para eso ya está la wikipedia y su propia página web, así que no le veo ningún sentido a copiar y pegar todo lo que Vallhonrat ha ido logrando las últimas décadas. Sí os animo a que echéis un vistazo a su curriculum aquellos que tengais curiosidad y le estéis descubriendo con esta entrada.

Cuando lo hagáis y perdáis algo de tiempo buscando esas imágenes maravillosas de las que he hablado previamente entenderéis la grandiosidad de este personaje, la complejidad del mismo y el por qué de mi odio hacia él (siempre desde un inmeso cariño y admiración). Porque sí, no encontraréis una sola fotografía de moda entre tanta biografía e imágenes de proyectos personales en su página web.

Sinceramente, considero que Javier Vallhonrat es uno de esos personajes que deberían llenarnos de orgullo simplemente por el hecho de compartir país y cultura. Porque, no se realmente cual es el motivo, pero hay que reconocer que este país pare unos artistas cojonudos. Lo lleva haciendo toda la historia y a día de hoy sigue siendo una constante por mucho que las circunstancias y las ayudas al colectivo sean motivo de crítica año tras año.

 

vallhonrat-foromoda-freja-beha-erichsen

Vogue UK. Couture Stripped.

 

Vallhonrat, que aunque popularmente haya conseguido su reputación a través de sus colaboraciones con Vogue Italia y Vogue UK, no deja de ser uno de los artistas multidisciplinares más completos e interesantes que se ha visto en el mundo de la fotografía de moda. De hecho, es tan bueno que es de esos pocos profesionales capaces de decir no aproyectos venidos de la marca Vogue.

Hace poco encontré una entrevista realizada a Mario Testino -a este todos le conoceréis así que no hago ni una introdución a su trabajo- y en ella mostraba su amor y devoción hacía Vogue. Venía a decir que trabajar para Vogue era lo más grande que le podía pasar a un fotógrafo de moda. Quizás eso sea lo que haya hecho tan grande a Vallhonrat entre los apasionados del arte. La realidad, y por más que nos pese a muchos porque nos hubiera gustado poder degustar muchos mas trabajos suyos, es que Vallhonrat no es un fotógrafo de moda. De hecho, dista mucho de dar ese perfil. Por supuesto, eso hace que sus colaboraciones con las principales revistas hayan sido todo un espectáculo de composición, colores, magia y experimentación. Un nivel netamente alejado del habitual de esos números, con un estilo completamente diferente y muy marcado.

 

Sin duda, siempre que he aceptado un trabajo de moda lo he afrontado de la manera más radical posible. Me han puesto ropa delante y yo la he utilizado como excusa para llevar a cabo determinadas exploraciones, pero dentro de un territorio en el que me parece que las reglas del juego, por mucho que las maquillemos para pretender que cambian en esencia, están rotundamente definidas. Dudo que ningún fotógrafo que trabaje dentro de la moda no lo haga desde una perspectiva profesional, es decir, bajo una lógica de mercado, y ese ejercicio está teñido por una serie de actitudes que vienen dadas. Todos los fotógrafos vinculados a la industria de la moda las aceptan. Más o menos conscientemente, con mayor o menor radicalidad, pero incluso los que juegan a la marginalidad las aceptan. En ocasiones, para propugnar un acto de rebeldía e intentar romperlas. No lo hacen y son inmediatamente absorbidos por la maquinaria y reutilizados con lo cual ya están integrados o desechados.
Así veo yo, en cuanto a perspectiva general, el territorio de la moda (risas). Pero si tú consigues sacarme de esa visión pesimista y escéptica y quizá tratar aspectos concretos y determinados hallazgos, puede que me olvide de lo que acabo de expresar y manifieste otras opiniones.

 

Como mencioné anteriormente su etapa dorada llegó en la década de los 80s y 90s. Las primeras imágenes que he adjuntado son de esa época. Ahora, y leyendo el fragmento que os he traido de una de sus entrevistas, seguro que no os sorprende si os digo que en los 90s cogió las maletas y dio portazo a la moda y la publicidad y se metió en una especie de retiro personal en el que sin duda alimentó esos impulsos que sentía y que la moda no le permitía llenar.

Más tarde, y bien avanzados los 2000s, Vallhonrat terminaría regresando a la industria de la mano del Vogue británico dejándonos nuevas editoriales preciosas. Imágenes que yo siempre he contemplado como una especie de ejemplo de lo que se supone que debería ser un trabajo de moda si alcanzara la perfección pero, sin ninguna duda, alejadas también de esa magia de su primera época. No digo que sean peores, ni mucho menos, digo que son diferentes. Sin duda trabajos de un Vallhonrat más maduro en lo que respecta a moda, si se pudiera definir de alguna manera. Una maravilla en cualquier caso y seguramente el espejo donde se hayan mirado muchos otros fotógrafos profesionales.

 

moda-foro-fotografiaplaya

Vogue UK. Gemma Ward.

 

Por lo que a mi respecta, en cuanto a moda, no he descubierto aún un fotógrafo capaz de mostrar tanto como hace Vallhonrat. Un fotógrafo capaz de darte imágenes tremendamente generosas que de un solo vistazo te atrapen, de una calidad incuestionable y que conserven de esa manera la esencia propia del artista.

 

Hace no mucho tiempo yo mismo confieso que era incapaz de percibir y de aceptar las razones que llevaban a que artistas como Vallhonrat se posicionaran de esa forma tan radical. Con los años, viendo su obra y conociéndoles a través de algunos vídeos o textos, comprendes por qué hacen lo que hacen. Y por qué desgraciadamente, los mejores fotógrafos de moda que yo al menos conozco, terminan apartándose de esta.

Porque puedes coger al fotógrafo de moda que más interesante te resulte (a mi siempre me ha atraído Steven Meisel por poner un ejemplo y ahora que es noticia por el Calendario Pirelli 2015) que seguro que en su trabajo también se pueden observar esas reglas del juego que, como Vallhonrat explica, están rotundamente definidas.
Es extraño y muy poco habitual encontrarte ejemplos como el de Vallhonrat en el mundo de la moda porque la rigidez del mismo termina o bien devorándoles o bien echándoles fuera. Y se me viene a la cabeza Annie leibovitz.

 

vallhonrat-libro-moda-mencouture

L’Oréal Art Book.

 

Y acabo de darme cuenta, cuando llevo ya más de 1300 palabras que no he hablado nada del libro cuando supuestamente esta entrada iba dedicada a él. Espero que me entendáis y me perdonéis por como se ha ido desarrollando el artículo.

El libro de Javier Vallhonrat es una exquisita recopilación de algunos de sus trabajos más importantes y representativos de la que denominé previamente su primera etapa en el mundo de la moda. En él puedes descubrir algunas de esas fotografías que ya no quedan ni en Internet o, como mínimo, has de bucear mucho en la web para dar con algún escaneado de baja calidad. Acompañando a las imágenes nos encontramos con textos bastante bonitos de María Vela Zanetti que nos zambullen bastante bien en la obra del artista. Como avancé al principio, la encuadernación del mismo deja algo que desear a pesar de que lleve tapa dura pero por suerte las fotografías si que están realizadas en un papel de más calidad y con una colorimetría bastante decente.

Y poco más me queda por añadir a parte de la felicidad de haberme hecho con un ejemplar nuevo del libro. Porque a parte de ser uno de los fotógrafos que más admiro este dejó de editarse hace ya demasiados años y encontrar un ejemplar es casi misión imposible. No digo ya nuevo, sino incluso de segunda mano. Y hacerlo por un precio razonable claro. Porque los ejemplares usados ya se están empezando a consolidar todos en la barrera de los 400€ y los nuevos no bajan de ahí llegando incluso a ofertarse alguno por más de 1000€.

 

vallhonrat-yague-moda

Esta imagen se la he birlado a Alberto Yagüe, otro grande y uno de los principales culpables de que las nuevas imágenes de Vallhonrat luzcan así de bien. Espero coincidir también algún día con él y poder charlar del mundillo.

 

Os dejo alguna foto del mismo y mi deseo de que Vallhonrat vuelva a publicar un nuevo ejemplar con algunas de sus últimas imágenes de moda, aunque sea para contentar a todo ese público que sabe que también tiene dentro de esa gran máquina que llama él. Eso sí, como por pedir que no quede, espero que el próximo lo haga en colaboración con Teneues. Desde aquí les hago un llamamiento a la propuesta.

También tengo que decir que con la excusa de este post por fin he realizado una labor que tenía en lista desde hace tiempo y no llevaba a cabo por pereza: recopilar todas esas fotos de Vallhonrat que aún se pueden encontrar por la red para no perderlas jamás. No se si me habrá escapado alguna pero este trabajo me ha llevado unos cuantos días y estoy bastante satisfecho. He descubierto proyectos suyos que desconocía y he podido guardar muchas fotografías que muy a mi pesar imagino que algún día desaparecerán con la caida de algún que otro servidor que las aloja en la actualidad. Para ilustrar este artículo he hecho una breve recopilación de algunas de las más interesantes. Me duele no meter muchas más pero tampoco es plan de convertir esto en una galería.

 

Ahora sí, os dejo algunas fotos que he tomado del libro de Javier Vallhonrat con el móvil. Me he molestado en pasarlas por Photoshop para que al menos el resultado se asemeje algo a lo que se ve en sus páginas. Ya sabéis como son las cámaras de los teléfonos…

 

libro-javier-vallhonrat-moda-mencouture

vallhonrat-beauty-moda

javier vallhonrat-flores

vallhonrat-espacio-color

pestaña-fotografia-moda

javier vallhonrat-moda-bañera-mencouture

Esta fotografía es de mis favoritas. No la he encontrado en ninguna web por Internet y contrasta con la imagen de moda típica con la modelo dentro de la bañera que tantos fotógrafos han versionado. Hasta en esto la fotografía de Vallhonrat tiene una esencia especial, más pura.

modelo-vallhonrat-libro

 

Actualización: Os dejo el enlace a la agencia que le lleva sus proyectos de moda por sí os ha gustado y queréis investigar más: mfilomeno.

Actualización febrero 2015: Podéis ver una colección inmensa de sus mejores trabajos en el foro: Javier Vallhonrat moda.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

6 Comments

  1. Me alegro de que os haya gustado y de que el post haya servido para acercar su trabajo a más gente.
    He actualizado la entrada para añadir el enlace a su agencia para que veáis más editoriales y campañas de Vallhonrat si queréis 🙂

  2. Me ha encantado! No me extraña que estuvieras emocionado por recibir este libro.. las fotografías parecen auténticos cuadros. El tratamiento de la imagen es increíble. Me gusta su idea de representar la moda, de una forma mucho más sutil y artística de lo que se ve hoy en día. Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *