Erwin Olaf: OWN

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

Dicen que más vale tarde que nunca, espero que los que seguís el blog penséis igual.

Entre que me tomé los últimos días de vacaciones para descansar un poco y que he enlazado con alguna semana más movidita de la cuenta al final han corrido los días y no he podido escribir nada desde fin de año.

Estoy un poco fuera de las últimas novedades en el mundo de la moda pero a cambio puedo decir que tengo trabajo… Pasé una entrevista hace 10 días y hoy me comunicaron que fui el candidato que más les gustó así que nada, un esclavo más que se une a la maquinaria que mueve el mundo. Y que bien que me va a venir para compensar alguna compra navideña de última hora que no tenía planificada, todo hay que decirlo 🙂

 

 

Y precisamente una de esas compras fue el libro que os presento hoy. Otra entrada cultural tras mi recomendación del libro de Javier Vallhonrat. En esta ocasión os hablaré de otro de los grandes nombres de la moda de los últimos tiempos: Erwin Olaf. Y más concretamente hoy os hablaré de su libro Erwin Olaf: Works 1984-2012.

Como ya avisé en esta entrada tenía este libro entre ceja y ceja porque he tenido la oportunidad de tener otro ejemplar anterior suyo y sabía que merecía la pena y que no tardarían mucho en agotarse los últimos ejemplares. Sin embargo, este libro es diferente. No es como los dos volúmenes que tiene publicados con Aperture. Para empezar el formato es más cuadrado y, aunque el libro tiene unas dimensiones aparentes, el editado por Lido es algo más pequeño que sus Erwin Olaf I y II. Eso sí, casi cuadriplica el numero de páginas de estos con un total de 350. Vamos que es una compra obligada para todo aquel que le guste la fotografía de moda.

El papel es de muy buena calidad aunque dista del típico que usa Teneues o el mismo que usa Olaf en sus dos ediciones con Aperture. En este caso tenemos un papel más mate que hace que de primeras la fotografía no impacte tanto pero sin embargo consigue enamorarte según vas pasando las hojas. Es un papel con una textura increible, es como ese ruido elegante de la fotografía clásica de película y que hoy intentamos simular en postproducción con Photoshop porque el ruido digital es más soso. No tenía ningún libro así y es un gustazo.

 

 

Antes de comentaros algo sobre su contenido quiero señalar lo que posiblemente hayáis descubierto ya los que habéis hecho click en el enlace a la compra en amazon. El libro tiene toda la pinta de desaparecer en breve y con ello se unirá a esas obras que aumentarán su valor exponencialmente. Yo tuve la suerte de hacerme con el último de Barnes&Noble por unos 40€ envio incluido (ahora cuelgo imágenes para que veáis como me llegó) porque Amazon ya no los vendía y como podéis ver sólo se ofertan ya por vendedores externos a precios superiores a los 100€.

Dicho esto voy al contenido que es lo más interesante. El libro recoge muchos de los trabajos de Erwin Olaf desde 1984 hasta el 2012, es decir; hay muchas imágenes de ese trabajo más personal suyo y que le llevó seguramente a una posición de fama que le aupó a la cima. Me voy a abstener de publicar aquí cualquiera de estas imágenes porque cierto tipo de arte no está muy bien visto a ojos de Google y no quiero que me penalice el blog por adjuntar una fotografía que a buen seguro iba a ser catalogada de pornográfica. Así que salvo que muchos hagáis la petición prefiero relajar mi vena rebelde  y publicar aquí alguna de sus otras tomas más ligeras.

El libro incorpora fotografías de las series Keyhole, Dawn, Dusk, Fashion Victims, Paradise The Club, Fall, Squares, Mature, Royal Blood, Mature, Rain, Hope, Grief, Separation, Chessmen, Blacks, New York Couture y Hotel entre otras.

Hay alguna imagen repetida de su Erwin Olaf I pero no aparecen todas. Igualmente se ha reservado otras tantas para su Erwin Olaf II. De esta forma si quieres tener todas sus fotografías deberás comprarte los tres libros. Marketing lo llaman.

 

 

Lo que menos me ha gustado es la extensión de la serie Paradise, excesiva en mi opinión; y lo que más la sorpresa que me llevé con Hotel (tenía dudas de que la hubiese metido en esta edición) y sin duda con Chessmen. Esta si que no esperaba encontrarla en este libro porque en su tiempo se vendió un libro dedicado unicamente a ella (muy cotizado hoy día).

Y doy paso a las fotos del empaquetado made in B&N, la caja de Asus es por tener una referencia y pertenece a un portátil de 10 pulgadas:

 

Una imagen para que podáis comparar medidas con un libro de teneues. Esa joya en particular es muy especial, algún día hablaré de ella.

 

Y por último alguna foto tirada con el móvil que, a pesar de ser de baja calidad, deja ver la buena encuadernación del libro.

 

 

Espero que la entrada le sirva a alguna persona con dudas acerca del libro y que haya terminado en el blog.

También te puede interesar...

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *